Documentación de la conferencia de Leticia Sabsay

Vivimos un tiempo en el que la idea de democracia se ha convertido en objeto de nuevas y múltiples batallas: Asediada por el Estado de seguridad y la razón neoliberal de un lado; y reclamada a través de prácticas políticas y culturales que exceden y desafían a sus instituciones del otro. Los límites, pero también la fuerza emancipadora de este significante ‘democracia,’ será el objeto de mi interrogación. En particular, dado que en este momento en el que la redefinición y el reforzamiento de fronteras –identitarias, nacionales, espacio/temporales, del género, la sexualidad, la raza y la cultura– delinean, entre otros gestos políticos, el alcance de lo democrático, precisamos un análisis del papel central que las prácticas corporales están adquiriendo como objeto y medio de nuevas batallas. En efecto, en este contexto se ha argumentado que la performatividad de los cuerpos actuando políticamente adquiere nuevos sentidos, sobre todo a la luz de continuados y crecientes procesos de precarización (Butler, 2017). Escuchando estos sentidos, pero también prestando atención al hacer de la imaginación cultural que los alimenta, tal vez podamos encontrar modos de comprender lo que está en juego en estas luchas por las fronteras de la democracia, y desafiar su umbral.